Entrevista al secretario de la Federación

El actual secretario de la federación sevillana de balonmano José Ignacio Ramirez, más conocido como Nacho, ha concedido una entrevista exclusiva para la página oficial del Balonmano Viso. Nacho se caracteriza por ser una persona muy cercana a los clubes, informandoles y ayundandoles en la medida de lo posible. Sin lugar a dudas, el cambio que se le está dando al balonmano en Sevilla es notable y culpa de ello lo tiene entre otras personas Nacho.



¿Desde cuándo estás vinculado al balonmano?
Me inicié en este deporte en 1986, en el Colegio Romero de la Quintana (ahora IES María Moliner) del Parque Alcosa. Desde entonces hasta el año 2002 estuve en BM Benjumea Burín como jugador, entrenador y como lo que hiciera falta en cada momento. Después de un tiempo alejado del balonmano por obligaciones profesionales, regresé en noviembre de 2007 como monitor de un alevín mixto en Rochela, y en el inicio de la pasada temporada, Javier García me llamó para comenzar un nuevo proyecto en la Delegación Sevillana.

¿Cree que el balonmano sevillano podrá llegar a tener algún día un equipo en la Liga Asobal?No hace tanto tiempo que contamos con un conjunto temporalmente en puestos de ascenso a la ASOBAL. Hoy por hoy, aunque existen jugadores sevillanos en ASOBAL y División de Honor B, nuestro techo masculino es la Segunda Nacional. Creo que para llegar a la máxima categoría son necesarias dos condiciones: la creación de un proyecto deportivo sólido y estructurado, que forme jugadores y entrenadores; y, lo más importante y difícil, la apuesta económica decidida de instituciones públicas y privadas.

¿Qué es lo que más le preocupa del balonmano sevillano?La cantidad y la calidad. Es un hecho objetivo que disponemos de menos practicantes y equipos que hace 20 años, y tengo la percepción subjetiva de que, a pesar de contar potencialmente con mejores medios, la riqueza técnico-táctica es menor. Necesitamos sacar todo el atractivo que atesora nuestro deporte y hacer que los niños y niñas se diviertan practicándolo. En esto, el papel de los entrenadores y entrenadoras es fundamental.

¿Cómo se está fomentando el balonmano en nuestra provincia?
Desde la Delegación Sevillana estamos tratando de dar a conocer nuestro deporte, abrir nuevos focos, invitar a los Ayuntamientos a que pongan en marcha proyectos relacionados con nuestro deporte. Por otro lado, hemos abierto una línea que incide en la formación, tanto de entrenadores y entrenadoras como de practicantes.

¿Sinceramente, cree que los balones Luanvi son los más apropiados para la práctica de este deporte?Hasta ahora, los que han pasado por mis manos ofrecen unas prestaciones idóneas para la práctica del balonmano. No presentan dificultades de adaptabilidad y mantienen un bote óptimo.

¿Hay opciones de poder ver nuevos equipos en los próximos años?Seguro que sí. Vivimos un proceso de regeneración constante. Hay equipos que se incorporan a nuestras competiciones y otros, los menos, que, por distintas circunstancias, las abandonan. Más que nuevos equipos, lo que cabe desear es que los clubes actuales se consoliden con estructuras más sólidas y proyectos encaminados al desarrollo de la base.

¿Qué es lo que más le ha gustado de esta temporada? ¿Y lo que menos?
Es difícil responder sin caer en una excesiva simplificación. Por destacar algo, resaltaría el trabajo que está haciendo el Comité Provincial de Árbitros. En la sombra, el grupo encabezado por José Domingo Fernández Durán está realizando una labor importante. Lo que menos me ha gustado… Diría que hay bastantes cosas que mejorar.